Por qué decidí ofrecerme como concejal de Lincoln en 2017

Porque pronto se convocará a voluntarios, como sucede cada 2 años, para ser concejales y otra vez me formulo esas preguntas decisivas: ¿Quién si no yo? ¿Cuándo si no ahora?

Porque hoy se celebra en nuestro país el Día de la Democracia, valor que se sustenta en la posibilidad de los ciudadanos de elegir y ser elegidos y necesita de nosotros para que a más de un buen concepto sea una práctica real.

Porque Lincoln tiene 18 bancas de concejales que permiten que cientos de vecinos se sienten durante 4 años de sus vidas para aportar al bien común.

Porque creo que los valores que declamamos hay que encarnarlos, las prácticas que cuestionamos hay que cambiarlas y nuestras conductas testimonian por sí mismas.

Porque demuestro vocación por lo público, voluntad para cambiar lo que considero que está mal y perseverancia para lograrlo.

Porque disfruto de cada cosa que emprendo, encaro los desafíos con alegría y sé que detrás de los tragos amargos está la felicidad de muchos.

Porque me atrevo a la crítica, me revelo a la injusticia, enfrento al poder si es necesario y sólo me ato a las convicciones.

Porque conocerme con mucha gente, caminar la calle e involucrarme en los problemas de otros me es algo cotidiano.

Porque siento que puedo y quiero aportar para que vivamos mejor los que estamos hoy y también los que vengan mañana.

Porque con 35 años la vida me regala muchas y bellas oportunidades, el estar y hacer en distintas organizaciones me aporta experiencias y cada kilómetro que recorro me amplía la mirada hacia otras realidades.

Porque tantas veces escuché decir de gente querida que tenía que hacerlo, que llegué a convencerme de que puedo ser un buen concejal.

Porque por mi parte me toca tan sólo ofrecerme, por eso lo decido con tiempo y les pido por favor sus opiniones para corroborar si estoy una vez más por el camino correcto.

Comentarios Facebook