¿Educación pública laica, pero sin clases los jueves y viernes santo?

Estoy a favor de la separación entre la Iglesia y el Estado. Estoy a favor de que el gobierno deje de beneficiar económicamente a un culto en particular. En consecuencia, también estoy a favor de eliminar todos los feriados religiosos del calendario oficial.

“Iglesia y Estado, asunto separado”, es el slogan de la Campaña Nacional por un Estado Laico que se identifica con los pañuelos naranjas. Si bien no resulta visible entre sus consignas, entiendo que sus promotores también se opondrán a que el Estado nos imponga días no laborables por motivos religiosos.

En Argentina, por Ley 27.399 son feriados o no laborables los días jueves santo, viernes santo, de la Inmaculada Concepción y de Navidad. A los que se suman lunes y martes de carnaval, que también tienen relación con una significación cristiana. Además se agrega el día del santo patrono de cada ciudad, que suele ser declarado feriado local.

En definitiva, el Estado argentino nos regala a todos, sin distinción de credo, 7 días al año. Creo que esto no se condice con el Estado laico que decimos querer. Eliminemos el financiamiento y los feriados.

Comentarios Facebook